“Padre, en el nombre de Jesús, creemos y declaramos Tu Palabra a favor de _______. Sabemos que Tu Palabra prospera en todo aquello para lo que fue enviada.

Padre, _____\__desea vivir en tranquilidad y paz, trabajando con sus manos para poder ganar su sustento adecuadamente. ___no desea depender de nadie, se esfuerza y no permite que sus manos sean perezosas o débiles.

Tú conoces su corazón y sabes que ___ no quiere deber nada a nadie ni pedir prestado.

Padre, Tú eres el dueño del oro y de la plata. Todo lo que existe es tuyo. Te pedimos que direjas a _____ ante las personas adecuadas que le proporcionen el empleo que Tú tienes para-______.

Te pedimos que le des gracia ante los dueños de esa empresa y ante las demás personas con quienes deba tratar en su trabajo. Y te damos gracias porque ya has oído esta oración. En el nombre de Jesús. Amén”.