“Padre, tú creaste la institución matrimonial y es tu voluntad que_______ encuentre a la persona perfecta que tú has preparado. Tú tienes escogido al hombre que se unirá en matrimonio con_______.

Padre, así como tú te regocijas en tu iglesia, también este novio se regocijará en_______\__. Gracias porque él amará a… como Cristo ama a la iglesia. Este novio la sostendrá, la protegerá y la apreciará. Padre, sé que ya que este hombre es el ideal para _______no existirán las dudas, la inseguridad ni la falta de sinceridad. Él es un hombre de bien, que sigue tus consejos y camina en amor, valorando a los otros como tú lo ordenas.

Creo que todo lo que no venga de ti será quitado de la vida de_______ por eso te ruego que quites de su (mi) vida cualquier hombre que no sea el que tú has reservado para_______.

Te doy gracias porque tú cuidas que este matrimonio sea bendecido. En el nombre de Jesús, amén”.