“Padre, en el nombre de Jesús venimos ante Ti en oración, en fe, creyendo. Está escrito en Tu Palabra que Jesús vino a salvar a los perdidos. Tú quieres que todos los seres humanos sean salvos y conozcan Tu divina verdad. Por lo tanto, Padre, traemos a __ ante Ti.

Te pedimos que pongas en su camino la persona adecuada que comparta con él (ella) Tu Evangelio de una forma especial para que lo escuche y comprenda.

Creemos que cuando __ escuche Tu palabra, será libre de los lazos del mal que le han tenido en cautividad; que las vendas caerán de sus ojos y podrá ver Tu verdad.

Envía tus ángeles para que le rodeen y alejen toda confusión y maldad.  Envía sobre él (ella) tu Espíritu Santo para que le de sabiduría. Escribe su nombre en el Libro de la Vida.

Padre, te alabamos y agradecemos por su salvación y creemos y declaramos que ____ya es salvo, que se llena de Tu Espíritu. Hecho está. En el nombre de Jesús. Amén”.