Recent Posts

  • Oración para pedir perdón por los ancestros

    “Padre, vengo ante ti como lo hizo Daniel cuando confesó los pecados de sus padres y se arrepintió de ellos. Vengo a arrepentirme y pedirte perdón por todos los pecados cometidos por mis antepasados. Perdónanos por los pecados de idolatría, brujería, rebelión, inmoralidad de cualquier tipo y todos los vicios (agregar los que el Espíritu Santo inspire) En el nombre de Jesús ato los principados y potestades que están tratando de influenciar en mí o en mi familia y les prohíbo operar en mi familia. Declaro que mi familia está bajo la sangre de Jesús y rechazo toda maldición generacional para que no siga avanzando. Jesús se hizo maldición por nosotros así que nosotros estamos libres de esa maldición para servir a Dios. Padre, perdónanos por confiar en cualquier otra cosa que no seas Tú. Derrama tu poder sobrenatural en mi familia para no estar atados a las cosas del mundo natural. Te pido que envíes ángeles guerreros que peleen a favor nuestro. Gracias porque mis hijos tomarán su lugar en el cuerpo de Cristo y se cumplirá tu voluntad en ellos. Padre, me sujeto a ti y mi esperanza y expectativa están centradas solamente ti. Por el poder y la autoridad de Jesús, declaro que cualquier influencia satánica en contra de mi y de mi familia es vencida por el sacrificio de Jesús en la cruz. Gracias por liberarnos de las ataduras de nuestro pasado y limpiarnos con la sangre de Cristo. Gracias por nuestra herencia positiva, por nuestros antepasados que te siguieron y tuvieron comunión contigo por medio de la oración. Gracias por tu misericordia y por las bendiciones que tú derramas sobre mi familia. Amén”.

  • Oración para un esposo inconverso

    “Padre, en el nombre de Jesús, vengo a ti para interceder por mi esposo. Él no te conoce. Sé que Tú lo amas y que Jesús vino a morir para salvar a los perdidos, incluyendo a mi marido. Abre los ojos de mi esposo para que pueda ver la Verdad que es Jesús. Te pido que él pueda ver a Jesús reflejado en mi vida. Ayúdame a verlo con tus ojos y a amarlo con tu amor. En el nombre de Jesús, ato los espíritus malignos que impiden que mi esposo conozca a Jesús y al Padre celestial. Señor Jesús, oro para que envíes un hombre de Dios que comparta el evangelio con él de una manera que lo entienda y lo reciba. Padre, condúcelo al conocimiento de la verdad y al arrepentimiento. Que él pueda volver en sí y escapar del engaño del enemigo de las almas que lo tiene cautivo. Señor, ábrele los ojos para que salga de la oscuridad del dominio de las tinieblas y que pueda entrar la luz de tu reino. Que él pueda recibir el perdón por sus pecados y la herencia que Tú has dado a aquellos que han sido santificados por la fe en ti. Gracias Señor por estar obrando en su vida y confío en que pronto veré la respuesta a esta oración. En el nombre de Jesús. Amén”.

  • Oración por un esposo creyente

    “Padre, en el nombre de tu hijo Jesús, vengo ante ti para agradecerte por el compañero que me has dado como marido. Muéstrame como amarlo con tu amor. Enséñame a honrarlo y a confiar en él todos los días de mi vida. Ayúdame a hablar con sabiduría, pero siempre con amabilidad. Permite que mi marido me ame como Cristo amó a la iglesia y que juntos podamos servirte. Señor, danos a ambos un espíritu de sabiduría y de revelación para conocerte mejor. Danos un mayor entendimiento de tu palabra para que podamos ser guiados por ella. Dale a mi esposo sabiduría y dirección para poder guiar a nuestra familia. Que él crezca en favor ante tus ojos y ante sus jefes y compañeros de trabajo. Que llegue a desarrollar su máximo potencial como hombre de Dios. Provee a sus necesidades físicas, emocionales y espirituales. Protégelo de los dardos del enemigo. Ayúdalo a ser el esposo, padre y el abuelo que tú quieres que sea. Que su influencia y su bendición alcancen a todos los que le conocen. En el nombre de Jesús. Amén”.

  • Oración para caminar en libertad

    «Padre, gracias por brillar con la luz del Espíritu Santo en mi corazón y revelarme las áreas de atadura donde necesito ser liberado/a. No permitas que mi orgullo ni nada que haya en mi, me impida recibir tu sanidad y liberación. Me humillo ante ti y confieso mis pecados. (Nombre las áreas de pecado que desea confesar en voz alta, las que el Espíritu Santo le revele). Renuncio al pecado de _______________  y declaro que no tendrá más dominio sobre mi.  Cierro la puerta por donde el enemigo ha logrado entrar y te pido que selles esas áreas con la sangre de Jesús. Espíritu Santo, ayúdame a centrar mis pensamientos en las cosas de Dios. Ayúdame a romper viejos patrones de pensar y actuar. Padre, perdono a ___________________ por haberme lastimado.  Lo/a libero de todo juicio para que tú puedas ministrar a sus necesidades más profundas.  Decido obedecer a tu palabra que dice: «Quítense de vosotros toda amargura, enojo, ira, gritería, maledicencia y toda malicia». Gracias, Señor, por haberme llamado a libertad y no esclavitud. Gracias por limpiarme de todo pecado. Seguiré en libertad, en el maravilloso nombre de Jesucristo. Amén».